Saltar al contenido
▷ Inmobiliaria Dog – InmoDog®

Airbnb Uruguay

El turismo representa una de las principales fuentes de captación de divisas en Uruguay. De hecho, se estima que la contribución del sector representa el 7,3% del PIB. Si se considera que más del 75% de esos ingresos provienen de turistas internacionales, es fácil entender su impacto. Por eso, cualquier iniciativa que afecte el equilibrio o la rentabilidad de las operaciones es rápidamente cuestionada por los demás jugadores. Poco más o menos esto es lo que ha pasado con Airbnb en Uruguay.

airbnb uruguay

Arribo de la plataforma a Uruguay

Esta plataforma de turismo arribó a nuestro país en 2014 y fue muy bien recibida por los eventuales anfitriones. En efecto, para muchos ha sido una bendición que les permite llegar a fin de mes sin preocupaciones.
Uno de los colectivos más beneficiados ha sido el de la tercera edad. Según la plataforma, los anfitriones mayores de 60 años han sido el grupo que más ha crecido en los últimos años.
Es muy fácil imaginarse el panorama. Por una parte tenemos a un jubilado, con habitaciones disponibles en su vivienda, pues ya sus hijos se han ido. Por la otra, un viajero que busca una alternativa de alojamiento distinta y posiblemente a un precio más bajo. Para ambos, Airbnb puede ser una solución.
Estos nuevos ingresos permiten a las personas mayores costear sus gastos de salud y manutención, y continuar siendo independientes. Esto explica por qué en Uruguay hay más de 1.700 mayores de 60 años registrados como anfitriones en Airbnb Uruguay.

Los turistas, además, parecen particularmente interesados en hospedarse en este tipo de viviendas. Tal vez buscan la calidez del hogar de los abuelos o quieran aprender de primera mano nuestras costumbres y tradiciones. Lo cierto es que los ingresos de los anfitriones mayores superan en casi 5% a los de un anfitrión típico. Y además, en su mayoría reciben las máximas calificaciones por parte de los huéspedes.

Airbnb, ¿Competencia desleal?

Las alarmas se encendieron en el sector turístico. Muchos hoteles han perdido ocupación o han visto reducirse las estadías y acusan la competencia de Airbnb Uruguay. Sin embargo, hay voces que llaman a la cordura y apuestan por un convivencia armoniosa. Para ellos la clave está en crear una experiencia diferenciada.
A las agencias inmobiliarias les aconsejan sumarse en lugar de dividir. Pueden ofertar sus inmuebles en la plataforma y sacar partido de la proyección y alcance de Airbnb. Para los hoteleros es una oportunidad de innovar y ofrecer servicios más personalizados. Igualmente, los hospedajes temáticos continúan siendo atractivos, pues se dirigen a un target distinto.

Para ellos, Airbnb es una realidad y, a juzgar por la experiencia de otros mercados, es iluso pensar que se irá. Su lucha ahora es por lograr igualdad de condiciones, creando los mecanismos necesarios para que la plataforma contribuya fiscalmente. Su petición va bien encaminada. De hecho ya se ha generado la obligación, pero falta definir el agente de retención.
Airbnb ha mostrado su buena disposición para colaborar en este tema. A pesar de que por sus características no goza de los mismos beneficios de otras empresas del sector. Por ejemplo, la exención del Iva para turistas es una ventaja que no está disponible para sus huéspedes.

Pasos para registrar un hospedaje en Airbnb

Inscribirse como anfitrión en la plataforma es muy sencillo. Debes ingresar a la página de Airbnb y dirigirte a la sección de anfitriones. Te solicitarán registrarte, para lo que debes suministrar tus datos personales. Básicamente debes indicar nombre, documento de identidad, teléfono, asociar una cuenta de Facebook, Google o un correo electrónico.

Luego tendrás que aportar los datos del inmueble a alquilar. Si se trata de una habitación, un espacio compartido o una vivienda completa. También debes indicar cuántos huéspedes puedes alojar y las características del espacio. Incluye fotos y las normas para los huéspedes, así como el precio que deseas cobrar.

Una vez que el anuncio esté completo se incluirá en el directorio. Cuando algún huésped muestre interés se comunicará contigo a través de la plataforma. Tú tendrás acceso a su perfil y podrás decidir si alquilas o no. Si llegan a un acuerdo, debes asegurarte de preparar su llegada, acondicionando el espacio y organizando la entrega de llaves. Muchos anfitriones se esmeran en ofrecer condiciones confortables para sus huéspedes, incluyendo toallas, sábanas y artículos de higiene personal.
Es importante resaltar que los pagos los recibirás a través de Airbnb. Normalmente se abonan 24 horas después del hospedaje. Puedes recibir los fondos a través de una transferencia bancaria internacional, o servicios como Western Union, Paypal o Payoneer. La plataforma cobrará una comisión del 3% por la intermediación.

 

Airbnb en Montevideo

El universo de espacios disponibles en la plataforma de Airbnb en Montevideo es de 3 mil unidades. Casi la mitad de ellas, 46%, son habitaciones de hospedajes tipo bed&breakfast, hoteles boutique o en pisos compartidos. El 54% restante corresponde a viviendas completas.
El tiempo promedio de estadía de los huéspedes es de cuatro días, aunque también se dan contratos más extensos. Estos últimos corresponden a personas que deben pasar periodos más largos, pero no pueden alquilar a través de una agencia.

Aún no se han presentado problemas con los vecinos, como los que se generaron en ciudades como Berlín o Barcelona. Allí, el auge de Airbnb afectó los precios y disponibilidad de los alquileres residenciales. También se recibieron quejas por el continuo tránsito de personas ajenas al barrio.

Garantías Airbnb para los anfitriones

Además de revisar el perfil de huésped, puedes solicitarle un documento de identificación antes de concretar la reserva.
La empresa ofrece una póliza gratuita con cobertura de $1 millón por daños a tu propiedad.
Airbnb Uruguay cuenta con un servicio de atención al cliente disponible las 24 horas, para aclarar dudas o hacer alguna reclamación.