Saltar al contenido
▷ Inmobiliaria Dog – InmoDog®

Convivencia entre Perros y Gatos

Seguramente, en más de una ocasión has escuchado que los perros y los gatos son enemigos por naturaleza, por lo que la convivencia entre perros y gatos dentro de una misma casa resulta algo imposible de lograr. Es totalmente natural que, al escuchar esta afirmación un sin número de veces, tu deseo de convivir bajo un mismo techo en compañía de estas dos especies melenudas, haya desaparecido por completo.
Sin embargo, ¡hoy te tenemos buenas noticias!Convivencia entre perros y gatos

¡La convivencia  es posible!

No es cierto que los perros y los gatos sean enemigos a morir; tampoco que los perros siempre perseguirán y atacarán a los gatos y, menos aún, que una convivencia armónica entre ellos es una tarea imposible de lograr. Por tanto, hoy puedes comenzar a imaginar cómo será tu vida junto a estos dos adorables animales.

Pero antes de ello, te recomendamos que tomes en cuenta los sencillos y prácticos consejos que te traemos a continuación. Te garantizamos que al ponerlos en práctica, tu convivencia junto a tus perros y gatos será¡ más que armoniosa!

Consejos para lograr una buena convivencia entre Perros y Gatos

Propicia una etapa de presentación:

Es probable que esta recomendación te parezca un tanto extraña. Sin embargo, si lo que quieres es que tus animales se lleven bien desde un principio, deberás propiciar varios momentos en el día para que se observen fijamente uno al otro. Hazlo de tres a cuatro veces al día. Durante estos primeros encuentros, tus mascotas se adaptarán a sus diferentes olores.

Inicia su convivencia desde que están en sus primeras etapas de vida:

Con este consejo no solo lograrás que ambas especies creen un vínculo de compañerismo, sino que también, harás que el perro desarrolle una especie de instinto de protección hacia el gato. En otras palabras, lejos de atacarlo, como se cree comúnmente, el perro hará todo lo posible por cuidar al pequeño felino. Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que, tus amigos peludos también pueden comenzar a convivir durante su etapa de adultez. Sin embargo, debes saber que, en esa circunstancia, su proceso de socialización será más lento.

Respeta la organización de cada uno:

Al momento de decidir tener a un perro y a un gato como compañeros, es importante que tengas en cuenta, que aunque estas dos especies son amigables y sociables por naturaleza, también son dos especies muy diferentes. Por tanto, debes aprender a conocer y respetar sus rutinas y maneras de relacionarse. Por ejemplo, el gato siempre tiene la necesidad de controlar al máximo su entorno. Mientras que, el perro establece pautas y rutinas muy marcadas de comportamiento, pues a través de ellas logra encontrar un equilibrio que lo hace sentirse seguro. Ponlos a comer lejos uno del otro: no importa lo bien que se lleven tus mascotas. Es natural, que a la hora de comer existan ciertas riñas entre ellos. Para evitarlas, ponles la comida en tazas y lugares muy separados. De lo contrario, tu perro caerá en la tentación de robarle la comida a tu gato

Estamos seguros que con estos consejos perros y gatos lograrán vivir en armonía-